Villa Diamante (Boris Izaguirre)

Estándar
Villa Diamante (Boris Izaguirre)

Qué queréis que os diga… Tenía que enfrentarme alguna vez con Boris Izaguirre. A pesar de todo. He de reconocer que su novela no me ha disgustado, a pesar de que no sabía qué esperar. Algo me hacía pensar que podría llegar incluso a gustarme. Y es que con respecto a los autores, y principalmente con respecto a los libros: ¡prejuicios fuera! De hecho, he procurado olvidar quién es el autor de Villa Diamante, por qué lo conozco, y cuál es mi opinión sobre él. No debe juzgarse a los hijos por los padres que tienen, aunque es inevitable que sean en parte un reflejo de aquéllos.

El caso es que he escuchado mucho hablar de Boris como escritor, y casi siempre bien. Eso me llamó la atención, principalmente porque (como muchos habréis adivinado ya) no se trata ni de lejos de un personaje que sea objeto de mi simpatía. No me hacen gracia, para empezar, ni sus gritos, ni sus estridencias, pero sobre todo y muy especialmente ese aire snob y de pijo pseudointelectual que se me da últimamente.

Eso de hablar de sus ejercicios junto a su entrenador personal, al más puro estilo Chábeli Iglesias, o declaraciones suyas como en las que afirma se inyecta bótox en las axilas para no sudar, le dejan a una pensando si este señor realmente será aquél que pasea por Londres en bicicleta hablando de Literatura y sin despeinarse ni un poco.

Dejo aparte el tema de Crónicas Marcianas y sus colaboraciones en aquel programa porque opino que sería injusto juzgar a la ligera por una serie de colaboraciones más o menos puntuales la trayectoria de nadie (estoy pensando en Leticia Sabater y cuánto mal le hizo aquello de “a mediodía…” Pa’bernos matao).

Pero hablemos de Villa Diamante. No se trata de una novela ni mucho menos frívola, al menos en su concepción. Otra cosa son los matices en la historia y en los personajes. La historia nos lleva a la Caracas de mediados del S.XX, durante la infancia de dos hermanas, Ana Irene y Ana Elisa, pertenecientes a una familia de la alta sociedad caraqueña venida a menos. Como no podía ser de otra manera, se cumplen ciertos clichés que esperaba encontrar antes de empezar: la fascinación de Boris por el mundo femenino, reflejado en las figuras de ambas hermanas, aparentemente los dos personajes protagonistas, y que me juego el cuello a que están inspiradas en dos estrellas de cine norteamericano en su época más dorada (otro cliché). Otra de las cosas que esperaba encontrar en esta novela es el telón de fondo de las dictaduras. Muchos, muchísimos de los autores sudamericanos dan, en mayor o menor medida, su visión sobre las agitadas trayectorias políticas de sus respectivos países. Izaguirre no iba a ser menos. Y estos hechos, vistos desde los ojos de dos “niñas bien”, resultan mucho más dramáticos. Porque la vida en las más altas esferas sociales, el lujo, las crónicas rosas, todas ésas son cosas que encajan también con la personalidad del propio autor. Y ya tenemos el cuarto cliché. No en vano Izaguirre se inició como guinista de culebrones en esto de la escritura.

Todo esto no hace de Villa Diamante una novela predecible o aburrida. Se trata de una lectura fácil, nada empalagosa y desde luego no falta de estilo. Lo que sí se dan es unos giros en la estructura de la historia y unos cambios de argumento demasiado drásticos. Me explico: cuando creemos que, aparentemente, conocemos el origen, los personajes, la esencia misma de lo que va a desarrollarse a continuación, el autor le da un giro de 180 grados y la historia re-comienza. De hecho, esta novela tiene 3 partes (3 giros de 180 grados) y todas ellas muy diferentes entre sí. Personalmente esto ha llegado a desorientarme un poco, sin que llegara a “cogerle el punto” a la protagonista.  Que, sí, al final es una de las hermanas (no digo cuál).

Reseñar también que este libro fue elegido Finalista del Premio Planeta 2.007. Podéis leer qué se cuchichea sobre estos Premios pinchando en este post anterior sobre la obra Pura Vida.

Anuncios

»

  1. Azul petróleo. Creo que es su primera novela y desde luego, la más intensa. La recomiendo por encima de las demás, aparentemente más frívolas.

  2. Estoy empezando a leer Villa Diamante, pero ver estos videos me la ha dañado un poco jaja para ser sincera me revienta escucharlo hablar con acento español siendo venezolano… en fin… tal vez se le pegó. La novela me gusta, es bonito viajar a esa Caracas que no me ha tocado vivir y de la que mis padres hablan tanto. Saludos!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s